Publicado el Deja un comentario

¿Messi o Cristiano?, una computadora decide quién es mejor

Estos días sin fútbol han dado para mucho, incluyendo el debate de quién ha sido el mejor futbolista de la historia y, cómo no ha vuelto a salir a flote la ya prolongada comparación entre los dos futbolistas que han dominado en los últimos 12 años.

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo han logrado lo que ninguno jugador ha conseguido, al estar en la cima tanto tiempo consiguiendo 11 de los 12 Balones de Oro otorgados. Messi tenga cierta ventaja sobre Cristiano con seis, por cinco el portugués, más uno Luka Modric, quien sin duda se coló en esta fiesta.

Pero ni siquiera eso ha logrado inclinar la balanza a favor del argentino, pues los que abogan por Cristiano argumentan que CR7 es más decisivo y que Messi se arruga a la hora de la verdad. Lo cierto es que los seguidores del Barcelona y de Argentina tiran para Leo, mientras que los del Real Madrid y algunos de Portugal tira para Ronaldo.

Click to resize

Y como el debate no termina, una computadora quiso terminar con el asunto. Resulta que los profesores de la universidad belga KU Leuven, una de las 15 mejores de Europa, y los expertos en datos de SciSports idearon una fórmula para decidir quién era el mejor, teniendo en cuenta algo más que los goles y las asistencias.

«Nuestro modelo analiza cada acción (tiros, pases, regates, recuperaciones) y calcula su valor», dijo el profesor Jesse Davis. «Un gol es un evento raro, porque se estima que ocurren un promedio de 1,600 acciones en un partido».

Se introdujeron datos desde el comienzo de la temporada 2013-2014 hasta la 2017-2018, cuando Cristiano terminó con el Madrid y la computadora decidió que Messi era mejor con puntaje de 1.21 por juego por 0.61 de Ronaldo, el doble, incluso inferior al de Eden Hazard (0.64) el nuevo fichaje del club blanco.

De modo que ni la computadora termina con esto, ya que la fórmula fue creada por humanos, que precisamente no son expertos en fútbol, introduciendo las variables que ellos entendieron, con el valor que ellos entendieron.

Hay goles y goles, como hay títulos y títulos, la importancia de cada uno es vital, como importante es la incidencia del jugador en el juego del equipo y a la larga en el resultado.

Cristiano es un jugador más completo, golpea con dos piernas, remata bien de cabeza, controla bien el balón, tiene buen regate y es más atlético, con mayor velocidad, fuerza y poder de salto.

Pero Messi no se queda atrás en velocidad y en fuerza, además de tener magia en la zurda. Su conducción con el balón pegado a pie, su endiablado cambio de ritmo y su mayor visión de juego lo hace superior técnicamente.

Ver a Messi es todo un espectáculo, es fútbol en su estado más puro, es ver a David derrotando al Goliat de turno. Leo lo hace casi todo bien y sobre todo tiene un regate indescifrable para los defensas y el rival tiembla cada vez que toma el balón.

Sin embargo, al argentino se le recrimina que a veces se vaya del juego como en los partidos de vuelta contra Liverpool y Roma en la Champions, así como en la Copa del Mundo y Copa América con Argentina, donde tienen muy claro que Diego Maradona ha sido el mejor.

En verdad Maradona era superior, era como Messi, pero con la garra de Cristiano. Diego era medio equipo, no había cómo pararlo y eso que le daban seis veces más. Jugaba más retrasado que Messi, era un mediocampista con mucha llegada y mucho gol, aunque menos que Leo.

Lástima que su carrera se viera truncada por las lesiones y las malas decisiones. Diego ganó un Mundial (1986) y no se llevó el Balón de Oro porque en su tiempo ya que el reconocimiento solo era para jugadores con nacionalidad europea.

En 1997 el brasileño Ronaldo Nazario, otro que puede ser considerado entre los mejores del mundo, fue el primer sudamericano en ganar el premio, abriéndole así las puertas a Messi.

Al parecer nada, ni nadie puede cerrar el debate entre Messi y Cristiano, ni los Balones de Oro, que son votaciones individuales subjetivas, ni las computadoras con variables inexactas, ni los títulos, que son del equipo.

Y es que, aunque nos guste debatir, este problema no tiene solución ya que el fútbol es un deporte colectivo y lo importante no es tanto la actuación individual sino hacer lo necesario para que su equipo gane y consiga el título, y no cualquiera, sino esos que realmente importan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.